El Club de Tenis Almería ha celebrado sus 50 años como referente del deporte almeriense en las instalaciones de la entidad en Huércal de Almería.

En el año 1972 cristalizó la ilusión de unos emprendedores, empresarios y deportistas que se reunieron por “la insuficiencia  de instalaciones” y crear un espacio  “que ha venido siendo, hasta hoy, el complemento de evasión, en el ocio activo , de miles de alumnos , supliendo las carencias  de los pocos centros educativos que existían”, asegura el presidente de honor y fundador del club, Francisco Campra.

En este sentido, recuerda con añoranza que “el club lo creamos de la nada, a base de voluntad, entrega de nuestro tiempo libre, con entusiasmo gracias a la confianza de muchas personas”. Narciso Espinar, con su competencia técnica, Manolo Álvarez, en el apartado económico, y Manolo Garrido, con gran prestigio en las entidades bancarias, fueron claves para crecer los primeros años. Por ello, la Junta Directiva del Club de Tenis renombró la pista 1 con el nombre de Paco Campra, la pista 2 pasa a llamarse pista Manolo Álvarez y la pista 5 se llama Pepe Salamanca.

“Llegamos a conseguir una escuela con 200 alumnos, que veo con satisfacción que hoy continúa, con el propósito de imbuir a nuestros hijos el valor ético de la práctica deportiva. Esa elegancia espiritual de saber vencer sin jactancia  y la capacidad para asimilar la derrota, virtudes vitales para una rica relación social”, destaca Campra. Se reconoce con estos objetivos, se resaltaba al mejor alumno de la escuela, “por sus valores deportivos y humanos”.

De esta forma, el Club de Tenis Almería homenajeó a los socios más veteranos con un placa conmemorativa del 50 Aniversario, para quienes llevan más de cuarenta años, y con el reconocimiento público, para aquellos que son socios desde hace más de veinticinco años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here